lunes, 28 de noviembre de 2016

Copygirl, Anna Mitchael & Michelle Sassa


 Copygirl
Anna Mitchael & Michelle Sassa
Umbriel
Contemporaneo, Chick lit, Romantico
Octubre 2016
320 paginas, 17.00€
Independiente
“Mad Men” se mezcla con “El diablo se viste de Prada” en esta divertida novela sobre una chica y su trabajo en la agencia de publicidad más famosa de Nueva York…
Si crees que el mundo de la publicidad está rodeado de lujo y glamour, con sesiones de brain storming amenizadas con copas de champán y descansos para jugar con la Xbox, te equivocas.
Incluso puede llegar a ser una pesadilla. Pero si sigues cinco reglas básicas, triunfarás en la publicidad…
Regla número uno:
Nunca permitas que te vean llorar.
Aunque tu mejor amigo te haya roto el corazón. Aunque lo haya colgado en todas las redes sociales imaginables.

Regla número dos:
Compórtate como un tío.
Y si has nacido con los atributos físicos equivocados, enseña los que tienes para distraerlos y conseguir cierta ventaja.

Regla número tres:
Invéntate un eslogan pegadizo en cuestión de segundos.
O bien ten siempre a mano tu currículum.

Regla número cuatro:
No confíes en nadie.
En serio. Si no tienes cuidado te robarán todas tus ideas, y el orgullo, incluso la grapadora.

Regla número cinco: La más importante.
Jamás, bajo ningún concepto, te conviertas en una “Copygirl”. 
 
Cuando empece a leer este libro me pareció uno más de los que suelen haber de este estilo, que por cierto, es un estilo que no suelo leer mucho, pues la relación de amor siempre queda en un segundo plano y es lo que menos me gusta. Pero conforme iba leyéndolo y pese a que si se queda en un segundo plano esa historia de amor, los personajes, el carácter de Kay y sobre todo su fantástica imaginación, me engancharon mucho.

En un principio puede ser un libro un poco soso, pues no pasa nada del otro mundo.
Kay es una joven que trabaja en una gran empresa de publicidad, pero aun tiene que consolidad su puesto de publicista. Ella es ingeniosa y siempre tiene muchas ocurrencias para sus campañas.
Ben es su compañero de trabajo, su actual compañero de piso, su amigo desde la facultad y el chico con el que sueño un futuro romántico.

Ella piensa que más o menos lo tiene todo controlado. Su trabajo y la relación con Ben, en la que ya esta dispuesta a dar un paso más, a declararse. Pero las cosas no salen como ella quiere y todo se empieza a tambalear.
Ben empieza a cambiar saliendo con los chicos de la empresa y Peyton, la tía buena de la oficina.
Por otro lado, su propuesta para su ultimo trabajo esta de capa caída.
Así es como Kay entrara en un estado se semi depresión, del que saldrá ayudada de la gente que menos se lo espera.
Por fin ella empezara a descubrirse a si misma, a creer y crear.

Una de las cosas que más me han gustado de todo la novela, es el lado de Kay el de Copygirl. Este me ha hecho reír muchísimo y me ha enseñado que la creatividad y lo novedoso puede existir.

Como decía al principio, la historia de amor que hay en el libro queda en segundo plano.
Por un lado esta su historia con Ben, el chico de sus sueños y por el que lleva suspirando muchísimo tiempo. Pero el amor le llegara de la mano de quien menos lo espera y de manera inesperada.

Este es un libro de crecimiento personal, pero sobre todo de ver que las personas no se pueden juzgar por su físico, por su aspecto, pues detrás de toda esa fachada, siempre existe una persona, una historia que puede llegar a sorprenderte mucho, como es en el caso de más de un secundario de este libro.

Un libro con el que finalmente me lo he pasado mejor de lo que esperaba en un principio.

Sara.

2 comentarios:

  1. El hecho de que en la sinopsis diga que es una mezcla de "el diablo viste de Prada" a mí ya me ha molado xD

    ResponderEliminar
  2. PUfff no se si quedarme o no con la obra jajajajajajaja es que ya he leído demasiado de estos y el chiklit no es de mis géneros preferidos.
    Gracias por la entrada
    Un saludo

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. Muchas gracias por tu pequeña aportación.