jueves, 11 de julio de 2013

Critica; Las 52 seducciones, Betty Herbert

Las 52 seducciones, Betty Herbert

Editorial: Punto de lectura
Edicion: Junio 2013
Genero: Erotico
Paginas: 477
Precio: 6e
La historia de cómo una pareja de casados de treinta y tantos pierde sus inhibiciones, reaviva su deseo y consigue cerrar sus grietas.
¿Recuerdas los días en los que no podías separar tus manos de las suyas? ¿Cuando eras incapaz de contener la urgencia de besuquearte en público? ¿Cuando podías encontrar sugestión erótica en la manera que tu pareja tenía de poner el lavavajillas?
Bien, pues Betty y Herbert también recuerdan esos días; es solo que, después de diez años de matrimonio, esa memoria se está haciendo cada vez más difusa.
Las 52 seducciones narra la búsqueda de Betty y Herbert de la pasión perdida en su relación. Ellos hacen un pacto para seducirse el uno al otro una vez a la semana durante un año, y descubrir así hasta qué punto han perdido la práctica.
¿Ha cambiado el sexo desde que no están al día?
Nosotros seguimos su progresión a través de una increíble, esclarecedora y exhaustiva aventura en la que abordan lo ordinario y lo extraordinario con magnífica naturalidad.
Divertida, emotiva y ocasionalmente gimnástica, esta es la historia de cómo una pareja de casados de treinta y tantos pierde sus inhibiciones, reaviva su deseo y consigue cerrar sus grietas.

Criticas:



Hoy os traigo un libro que es un poco diferente a lo que estoy acostumbrada a leer. Sabéis que suelo leer mucha novela erótica y cuando ví de que trataba este libro pensé; a ver que encuentro y si acabo descubriendo algo nuevo.  Pero no, no he encontrada nada mas interesante que la idea de las 52 seducciones y su fin.

Betty y Herbert (si son los nombres de la autora, nada original la verdad) están atravesando una época mala en cuestión de deseo sexual. Vamos ¿quien no a pasado por ella? el hecho de que no te apetezca nada, nada mantener relaciones con tu pareja. Bueno, pues a Betty se le ocurre la idea de las seducciones para así de esta forma poder salvar su vida sexual cada día más en declive.

La historia, contada en primera persona desde la vista de Betty, nos va narrando como se van desarrollando estas seducciones y un poco lo que ocurre en la vida de ellos dos. Cuando digo que la historia es un poco diferente, es porque, la autora no nos presenta realmente a nuestros dos protagonistas. Hasta unas cuantas páginas, no se como se llama Betty, no describe físicamente muy bien a los dos protagonistas y casi ni acabas enterándote ni de que trabajan. Vamos, vemos prácticamente toda su vida sexual, pero poco más de ellos dos como personas.

Betty y H, como lo llama ella, son un matrimonio que para mi opinión han dejado morir el sexo. A ninguno de los dos les preocupa enormemente mantener relaciones, más bien es todo un alivio no hacer nada.
Pero es Betty quien finalmente coge la sartén por el mango. Ella es una mujer bastante sosa en cuestión de sexo, para mi gusto tiene demasiados prejuicios y no arriesga en la relación. No le gusta las cosas picantes, ni las cosas un poco más subidas de tono, en resumidas cuentas Betty es demasiado sosa y tradicional para mí gusto. Menos mal que a lo largo del libro y muy poco a poco iremos viendo como va despertando un lado un poco más atrevido en ella.

Herbert es otro tipo soso, que se deja arrastrar por Betty. Sí, son una pareja de lo mas sosa, solamente con esta cuestión de las seducciones podemos apreciar un poco mas la imaginación que esconde H y para mi gusto es a él a quien se le ocurren las mejores seducciones. Gracias a ellas él se muestra mas atrevido, quien se arriesga mas intentando hacer cosas diferentes, queriendo sorprender. Aun así, son dos personas que lo que realmente les gusta y les pone es el sexo mas tradicional y sin artificios de ningún tipo, cosa que no esta mal, pero que quizás acaba cansando.

No voy ha hacer hincapié en la relación, pues el libro es eso, una constante lluvia de datos de su relación, sexual eso si y esporádicamente a nivel mas de pareja.
Lo que sí nos cuenta la autora es un problema que tiene Betty y del que me habría gustado indagar un poco más.
No nos presenta a ningún amigo de la pareja, ni sale ningún otro personaje en la historia. Es un libro donde solo están ellos dos.

En fin, como estáis viendo no es para echar cohetes y la historia realmente no termina de atraparme, es mas el ir viendo lo que se les va ocurriendo con las seducciones que otra cosa, lo que me ha mantenido mas o menos enganchada al libro y el hecho de que los capítulos son cortos y esto hace que el libro se lea mas rápido, si no, me habría visto ante un libro muy aburrido pues la historia no tiene mucho mas que ofrecer.

Nota: 5

Gracias a la editorial Punto de lectura por el ejemplar.

6 comentarios:

  1. no me llaman estos libros, soy mas de fantasia, aunque este estilo ha tenido un boom tremendo.

    ya te has apuntado al mega sorteo con 15 ganadores?

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/2013/07/mega-sorteo-veraniego-con-15-ganadores.html

    ResponderEliminar
  2. No creo que lo lea, y por lo que dices menos me llama. jjaja..... Tengo mucho pendiente para leer un libro que no me atrape.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No me llama mucho, además no me gusta este género.
    Gracias por la reseña.

    Por cierto tienes un premio en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! La verdad es que yo he leído algunas novelas eróticas y esta no tiene muy buena pinta...
    Me ha gustado mucho tu blog, te sigo, pásate por el mío cuando quieras
    Un beso :3

    ResponderEliminar
  5. Aunque la sinopsis me ha parecido atractiva, no veo por tu reseña que sea una lectura tan buena como para atreverse con ella.
    La dejaré pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. Muchas gracias por tu pequeña aportación.